tumblr_mccvrsVwsb1qzshv7o1_1280

Mice and Mystics, épica a pequeña escala

“No me dejes todavía, quédate conmigo y cuéntame una historia” El padre arqueó una ceja –“¿Una historia, alguna historia en especial?” La cola de Tip se retorcía de emoción al contestarle –“¡Cuéntame la historia del valiente príncipe Collin y el Reino de los Hombres!”

Cuentacuentos

Así empieza el juego de mesa Mice and Mystic, con un padre que le cuenta a su hijo el cuento del bravo Collin y sus compañeros, que se convirtieron en ratones para salvar el Reino de las aviesas artes de Vanestra, una pérfida hechicera venida de tierras lejanas. Por supuesto, nos tocará a nosotros asumir el papel de los valientes ratones durante los diez escenarios (diez capítulos de la historia) que vienen en el juego, hasta un final donde todos sean felices y coman bolitas de queso.


pic1312072_md

  Nombre del juegoMICE AND MYSTICS

  DiseñadorJerry Hawthorne

   Ilustrador: John Ariosa

   Editoriales: PlaidHatGames (2012) y Ediciones MasQueOca (2014)

   Características: Juego cooperativo,  1-4 jugadores. 120 minutos de partida.

 


Y este juego de mesa, mirado fríamente, no tiene nada que lo diferencie en demasía de las docenas y docenas de juegos “Dungeon” o de “Mazmorreo” que existen en el mercado. Personajes con atributos y habilidades específicas, miniaturas de plástico, tableros modulares, diferentes escenarios donde tirar dados para machacar otras miniaturas, conseguir objetos mágicos para tirar más dados y machacar mas miniaturas; evolucionar hasta el siguiente nivel y el más difícil todavía. Punto pelota

Si lo analizas fríamente claro, porque después de una primera partida te costará encontrar algún juego de mesa que consiga transmitir tanta emoción y tanta épica. No estas jugando, estás inmerso hasta las orejas en un fantástico cuento. Vas a vivir una aventura alucinante, donde la historia y las increíbles ilustraciones son un billete directo a tu corazón

El indómito Collin, el sabio Maginos, el artero Filch, el recio Nez, la impetuosa Lilly y la aguerrida Tilda. No es necesario darle la vuelta al cartón del personaje para conocer la historia de cada ratón, basta con el primer vistazo a los dibujos de cada uno para darle una personalidad mas allá de sus valores de movimiento o de combate. Es cierto que siguen respondiendo a los arquetipos clásicos; guerrero, sanador, mago, arquera… pero la empatía y el cariño que se siente por los personajes es mucho mayor que cualquier otro juego de mesa parecido

Y equiparlos es un gustazo! ¿Que armas y objetos puede guardar un ratón en su zurrón? No valen espadas de cuarenta megatones de peso ni lustrosas armaduras de mithril, tampoco lujosas joyas incrustadas en varitas de poder ni Coronas Místicas de Energía Primigenia. Un dedal o una cáscara de nuez tallada pueden hacer las veces de yelmos, una moneda usada servir como escudo, conformar una armadura con escamas de pescado y convertir una aguja ensartada en una semilla en un elegante estilete

Preparado para hacer mermelada de cucaracha

Preparado para hacer mermelada de cucaracha

¿Quieres más? No negaré que correr a gorrazos a un fétido troll de cinco metros o cargarte con un lanzallamas  tropecientos zombies putrefactos tiene su aquél. Pero me juego mi mísero salario mensual a que pocos juegos son capaces de superar la épica que tiene enfrentar un ratón con un sólo punto de vida a una escolopendra asesina o verse rodeado de cucarachas en un combate infinito arrastrados por la corriente de un desagüe. Porque esa es otra, los escenarios son maravillosos. Saltar de cañería en cañería, trepar por una fregona en las cocinas, esquivar las trampas para ratones, escapar del gato del castillo, buscar un viajo pergamino en la biblioteca de la alquimia o esquivar los ataques de un viejo cuervo mientras corres para guarecerte en las raíces de un viejo roble. No hay color

Déjate de literatura un ratillo y cuéntame cosas útiles

¿El juego como tal? Aquí van unos pocos apuntes a destacar

  • Las reglas son sencillas y se rigen por el sentido común (que es el menos común de los sentidos). El motor del juego que mueve a los bichos malos funciona bien, al igual que el reparto de las iniciativas y el sistema de combate.  Los dados integran tres tipos de resultados diferentes que sirven para resolver todas las acciones, lo que le da un plus de velocidad al juego.
  • Cada vez que se tiran los dados uno de los resultados posibles es conseguir y acumular porciones de queso. ¿Su uso? En manos de los protagonistas se pueden usar y conseguir las habilidades especiales. En el resto de los casos se destinan a un reloj que se acerca inexorable al final de la partida. Una manera muy elegante de engarzar mecánicas tan dispares como el conseguir “mana”, la evolución de los personales y el ritmo de la partida
  • Puede ser un problema que muchas veces el ritmo de la partida se corta demasiado cuando se pasa de una localización a otra, por aquello de que cada una presenta una serie de reglas que hay que explicar. Para solucionarlo basta que uno de los jugadores se prepare de antemano el escenario a jugar, a cambio claro, de sacrificar las sorpresas que te puedes llevar durante la partida

Y como en todo juego con un componente de narrativa, la experiencia de la partida depende en exclusiva de los jugadores. Es un juego para fliparlo, para jugadores capaces de meterse en el papel de aguerridos ratones aventureros, de los que leen cada texto con voz misteriosa (o en este caso con voz de pito). Si juegas con unos sosainas en modo piloto automático tu partida podrá convertirse en un auténtico coñazo. Si sois de los que le ponen emoción a la hora de jugar, Mice and Mystic te la va a devolver multiplicada por cien.

Buscando en el horizonte nuevas expansiones

Buscando en el horizonte nuevas expansiones

Los autores del juego

¿De quien es la culpa?. Obviamente todos los dedos señalan a Jerry Hawthorne (que si la bbg no miente, es su primer diseño en solitario). En este caso es no es solo autor del juego sino también de los textos, que prácticamente se pueden disfrutar por separado como una novela, y de todo el pequeño gran universo del juego.

Pero, a mi parecer, igual importancia tiene en este caso John Ariosa, el ilustrador del juego. A lo largo del artículo ya has podido disfrutar de muchos de sus diseños para el juego y probablemente coincidas conmigo en que la emoción que transmite Mice and Mystics sólo es posible a través de las maravillosas ilustraciones que contiene. Estamos hablando de una cantidad ingente de trabajo; 70 cartas de encuentro, 14 diseños de personaje (héroes y malosos), 16 tableros de juego y mas de un par de docenas al menos de ilustraciones para el reglamento y el libro de historia. Lo menos que podemos hacer por nuestra parte es dedicarle un espacio propio para que puedas conocer en detalle su trabajo y finalizar este artículo con unos pocos ejemplos de su calidad como ilustrador

Tal y como se presenta así mismo en esta página, John Ariosa ha estado trabajado como ilustrador freelance y artista conceptual desde el año 2009, especialmente en el campo de los juegos de mesa. Desde luego se puede decir que ha aprovechado el tiempo, ya que en su currículum figuran entre otros, además del juego del que estamos hablando en este artículo, el Battleship Galaxies (2011), Dungeon Run (2011), Bioshock Infinite (2013) y Evolution (2014). Muestras de su enorme talento las puedes encontrar en su página web www.johnariosa.com, en su twitter y en su página de tumblr (de la cual salen las siguientes ilustraciones)

Imagen de perfil de Óscar Bendala García-Donas
Aspirante a Calamar Supremo, en los juegos de mesa encontré hace tiempo la mejor manera de ocupar mi tiempo libre (y el resto del tiempo la verdad) y captar adeptos para la causa. ¡Larga vida a Queremos Jugar!
¿Qué te ha parecido este artículo?
[Total: 3 Promedio: 4.3]
4 comentarios
  1. Sergio Tinoco Dice:

    Sería imperdonable que teniendo el juego, no comentara.

    Coincido contigo en todo lo que has dicho, pero hay que reconocer que las reglas aparte de ser sencillas, también son ambiguas y dejan cosillas en el aire, y desde luego lo que dices, como actives el modo piloto y no te metas en el juego…

    Estupendo análisis, un saludo.

    Responder
  2. @Laestanteria83 Dice:

    Le tenía muchas ganas al juego, aprovechando una oferta de @cuartodejuegos me lo compre sin pensarlo, y la verdad es que me ha parecido un acierto total la compra, la narrativa que le pone a cada partida hace que sobresalga de otros del mismo estilo, y meterte en la piel de los ratones hace que tu personaje sea más querido aún.
    Ideal para introducir a gente al mundillo por su facilidad de reglas, hay veces que no explican todo bien y hay que tirar de foro/faqs, pero es genial, los jugadores más competitivos que reúsan del toque narrativo no es su juego, hay que disfrutar hasta de la última letra.

    Responder
  3. Superchoco Dice:

    Ambos tenéis razón con las reglas. Mira que son sencillas, pero no acaban de estar bien descritas en el reglamento. Y no es sólo un problema de traducción. En el reglamento original te encuentras las mismas lagunas y es complicado encontrar a la primera explicaciones concretas para momentos puntuales.

    Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] el HeroQuest (¿tendré que esperarme al 35 aniversario?) pero entre el CASTLE RAVENLOFT y el MICE & MYSTIC, tengo para unos buenos ratos mazamorreros. ¿Alguien se […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *