Lindas ovejitas

II Tardes en la Buhaira. 19 Octubre

Muy buenas! reseña en menos de cuatro días! Esto va camino de convertirse en un record personal. Otra vez más pasamos todos un rato estupendo, y aunque no batimos nuestro marca de asistentes, si que la batimos de partidas jugadas. Nada más y nada menos que 20 partidas en cinco horas!

Empezamos la tarde con un Diamantes. Ocho intrépidos explorados nos adentramos en minas repletas de peligros en busca de un gran yacimiento de piedras preciosas. Mientras Álvaro, Silvia, Mario, Jose Manuel, Alfonso y Agustín eran víctimas de derrumbamientos, bichejos y explosiones de grisú, David y servidor supimos combinar la sangre fría con la mayor de las cobardias y hacernos con el mayor alijo de diamantes.

Ya fue llegando más gente y se establecieron las primeras partidas. Mario contra David y Gerardo contra Francisco lucharon por la hegemonía de Poniente con Juego de Tronos LCG. Robert Baratheon (Mario) ganó por los pelos a Danyers Targaryen (David). Gracias al buen uso de la carta Burdeles de Lannisport Tyrion Lannister (Gerardo) ganó con comodidad a Eddard Stark (Francisco), que continúa con su tradición de perder la cabeza a la primeras de cambio.

En la partida al Roborally, Jose Manuel acabó ganando contra todo pronóstico, después de que su robot se convirtiera en chatarra un par de veces. Nieves, Alejandro, Alamo, Jennat, Rafael, Angel y Julio no pudieron hacer nada por impedirlo. Aunque resultó una partida emocionante, es cierto que a ocho jugadores el Roborally se puede hacer un poco pesado (la próxima partida será por equipos, lo prometo). En otra mesa Silvia se convirtió en la ladrona más experta de Oriente en Thiefs of Bagdad (Álvaro, Juano y Alfonso no pudieron pasar de meros raterillos de alcantarilla) y Jorge le ganó a Zerbio al Coloretto

Después de estas partidas se fueron definiendo cuatro grupos de jugadores. Zerbio siguió sorpendiendo con sus juegos inéditos, las víctimas fueron David, Mario y Juano. La primera partida fue al Haste Bock!, un juego de pánico ovejuno. Y no es coña, cada jugador controla un grupo de ovejas desmadradas por el valle con distintas órdenes de movimiento; que si desplazar una fila de ovejas, que si saltar por encima de las otras, que si todas a la izquierda, que si ahora a la derecha… A lo largo del juego entran en juego distintos factores de puntuación según las posiciones de las ovejas y cada vez son menos las órdenes de movimiento (y la oveja negra no para de hacer lo que le da la gana). Mucho más sesudo de lo que parece, el rebaño de ovejas de Mario se hizo con la victoria. La segunda partida fue al Space Dealers; naves espaciales, desarrollo, producción e intercambio de mercancías. A primera vista parece todo visto, pero la novedad es que cada acción dura lo que un reloj de arena (y cada jugador sólo tiene dos), todos juegan al mismo tiempo y la duración de la partida viene marcada por una música que cada vez suena más frenética!. Esta vez fue David quien mejor supo manejar los tiempos, nunca mejor dicho.

 En otra mesa se instalaron Águstín, Álvaro, Nicolas y Silvia. Las dos primeras partidas fueron a un par de juegos de cartas; Álvaro ganó al Raj y Silvia al No Gracias. No puedo decir que Alejandro (Halleck) se sumó a estas partidas porque había prometido estar sólo de paso unos minutillos, sin jugar a nada. Ya sabeis, si os preguntan cambiar de tema. Ya entrando en lo serio los cuatro se echaron una partida al Finca, donde los jugadores compiten por cultivar y vender las mejores frutas de la isla de Mallorca. Silvia demostró ser la mejor fruticultora de todos y disfrutó del buen sabor de boca que deja la victoria y la huerta mediterranea. Tras la partida sólo quedaron Nico, Álvaro y Silvia para echarse un Perudo, el mentiroso con dados de toda la vida. Nico ganó la partida a este entretenido juego que debería estar prohibido en recintos cerrados, por el ruido de tanto dado para abajo y dado para abajo .-D

 Los demás jugadores se empeñaron en convertir esta reseña en una pesadilla y no dejaron de mezclarse en más y más partidas, mientras se incorporaban de partidas anteriores

Los forajidos Gerardo, Alfonso y Jorge mataron al Sheriff en otro duelo del viejo Oeste en el juego de cartas Bang!. Para conseguirlo contaron con la ayuda del Renegado que se levantó de su tumba para convertirse en un Renegado fantasma con muy buena puntería (cosas raras que tienen las expansiones de los juegos).

Los jugadores del Roborally emigraron al acabar la partida. Unos pocos se fueron de visita al pasado romano con un Gloria a Roma. Julio les dió una paliza a Ángel, Álamo y Alejandro y fue el que más contribuyó con sus edificios a la loa y glosa de las excelencias romanas, antes de que llegaran los bárbaros germanos y los efectos secundarios de transportar el agua por tuberías de plomo. Otros se fueron de excursión a la Isla Prohibida, pero fueron vanos los intentos de Rafael, Jennat, Nieves y servidor murieron ahogados antes de poder sacar los tesoros de la isla.

 Nieves recogió el guante que le arrojó Jorge y se echaron un duelo al Set, juego de agudeza visual donde hay que distinguir entre un gran número de cartas, grupos de tres de que reunan alguna característica común (número, forma color y trama de relleno, cuantos veis en la foto?). Nieves le ganó el reto y Gerardo, Jannet, Galvan y Francisco sólo pudieron hacer de espectadores debido a la pericia de los duelistas. Más civilizados, Séluco, Rafael, Fernando y servidor exploraron la isla de Catan, un clasico de los juegos de mesa por el que no parece pasar el tiempo. A pesar de mis tímidos intentos `por hacerme con la carretera más larga, Seluco consiguió ganar sin discusión.

¿Cuantos Set eres capaz de ver?

¿Cuantos Set eres capaz de ver?

Y poco más. Ya en tiempo de recoger Julio le ganó al Carcassone a Angel y un amigo. Jennat consiguió unficar los reinos italianos al Condottiero, frente a Jorge y Gerardo. Un grupo nuevo nos visitó in extremis a tiempo justo de echarse un Bang, tras conocernos en la pagina sevillapatiesos.blogspot.com. Esperamos veros de nuevo el próximo día 9 de Noviembre.

Y a los demás también, por supuesto. Y a los que todavía no nos habeis visitado, también os esperamos. Hay para todos! Nos vemos!

Imagen de perfil de Óscar Bendala García-Donas
Aspirante a Calamar Supremo, en los juegos de mesa encontré hace tiempo la mejor manera de ocupar mi tiempo libre (y el resto del tiempo la verdad) y captar adeptos para la causa. ¡Larga vida a Queremos Jugar!
¿Qué te ha parecido este artículo?
[Total: 0 Promedio: 0]
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *