La guarida de Gremolean, escenario cooperativo para Frostgrave.

Frostgrave

Winter is coming! No, esto no es Juego de Tronos, pero creo que os va a gustar más si cabe. Quienes frecuentáis nuestro local quizá habeis tenido ocasión de vernos jugar a Frostgrave en los últimos meses, en mesas montadas de forma espectacular con escenografía de la ciudad helada de Felstad, enfrentándonos a hordas de muestros vivientes, compitiendo por conseguir tesoros o uniéndonos para enfrentarnos a un dragón. Sí, hoy voy a hablaros de un juego que me tiene maravillado: Frostgrave.

Hace mucho, mucho tiempo, en el centro de un gran imperio mágico descansaba la majestuosa ciudad de Felstad. Sus altas torres, laberínticas catacumbas e inmensas bibliotecas fueron la maravilla de su época. En sus talleres se crearon todo tipo de pociones, pergaminos y objetos místicos. Sin embargo, durante una apocalíptica noche, alguien cometió un error. Ya fuese en una altanera torre o una oscura cámara de invocación, un arrogante mago liberó una magia demasiado poderosa como para controlarla. De la nada surgió una tormenta, una ventisca tan fuerte que devoró la ciudad por completo, enterrándola entre sus entrañas y convirtiendo toda la región circundante en un enorme yermo congelado. El imperio se hizo pedazos y con él, la magia se desvaneció. Pasaron los siglos y Felstad dejó de ser historia para convertirse primero en leyenda y, después, en mito. Solo un puñado de magos, aferrándose a los últimos restos de conocimiento arcano existente, siguió creyendo que la ciudad perdida de Felstad existió de verdad. Y su fe se vio recompensada.

Tras un millar de años, el diabólico invierno ha finalizado. Las nieves se funden y, con ellas, Felstad ha sido redescubierta. Sus edificios yacen en ruinas, ocupados por no muertos y constructos de origen mágico, el legado de los experimentos arcanos del desaparecido imperio. Es un lugar maligno y peligroso. Las pocas y sufridas almas que habitan las aldeas más cercanas conocen la ciudad por otro nombre –Frostgrave (Tumba Helada)– y cualquier persona con dos dedos de frente mantiene la distancia. Sin embargo, para los demás, ansiosos de poder y riquezas, ha surgido una oportunidad sin igual, un letal laberinto lleno de conocimientos secretos de una era ya olvidada.

Estamos ante un wargame de escaramuzas creado por Joseph A. McCullogh en el que cada jugador controla a una banda de hasta diez miembros liderada por un mago, y en cada escenario explorarán una parte de la ciudad helada en ruinas de Frostgrave en busca de aventuras y tesoros. Forma parte de una serie de wargames publicada por Osprey Games, bien pensados en su mayoría, que priorizan la experiencia de juego y la sencillez de sus reglas sobre el abundante detalle o pretensión de realismo de otros wargames más complejos.

Y contada esta bonita historia, sin más preámbulos voy a tratar de introduciros a este fantástico juego.

¿Qué necesitas para jugar a Frostgrave?

El manual básico del juego, editado en español por HT Publishers.
Un tapete de al menos 90×90 cm, si dispones de menos espacio y tiempo 60×60 cm.
Escenografía que represente muros, edificios derruidos, árboles y demás restos que pueden encontrarse en una cuidad en ruinas según la imagines.
Cinta métrica, lápiz y papel, y la hoja de bandas que encontrarás en el libro.
Un dado de 20 caras por jugador, si eres supersticioso algunos más para ir cambiando los que se van gafando.
Un grupo de unas diez miniaturas por jugador que representen al mago que hayas elegido y a los miembros de su banda más o menos fielmente.

Esto es, se trata de un juego de miniaturas en el que tú creas tu propia ambientación, escenografía y diseñas tu banda para explorar ruinas llenas de tesoros, peligros y enfrentarte a otros jugadores por conseguir los objetivos de cada escenario.

Y dicho todo esto, si has seguido leyendo hasta aquí entiendo que te llama la atención este tipo de juegos, que a alguno quizá has jugado alguna vez o que al menos te suenan. A los que sois de la vieja escuela quizá os recuerde como a mí a Ars Mágica, bien podría haberse pensado en su día como una expansión para escaramuzas de este juego de rol en el que cada jugador lleva un mago que recluta soldados para defender su fortaleza y explorar el mundo para aumentar su poder.

En cualquier caso te preguntarás, ¿qué tiene este juego que no tengan otros títulos? Sin entrar a hacer una comparativa con otros juegos, vamos a analizar desde los aspectos más prácticos hasta los detalles más subjetivos.

I.- Un título editado en español por una empresa española HT Publishers, así que de momento para quienes el idioma es un handicap en este caso podemos decir que prueba superada.

II.- Un precio más que interesante para el tipo de juego, tanto el manual básico (24,95 € PVPR edición física + digital) como las expansiones (14,95 € PVPR edición física + digital), y sobre todo las miniaturas porque puedes utilizar las de cualquier marca o darle uso a las que tengas en casa, siempre que representen más o menos fielmente a los miembros de la banda que elijas. Si eres nuevo en esto, la serie de miniaturas de North Star diseñada especialmente para este juego son para mi gusto geniales.

III.- Las dimensiones de la mesa de juego son muy razonables, 90×90 cm o si no dispones de tanto espacio hasta 60×60 cm.

IV.- Un juego de reglas sencillas y completo al mismo tiempo, que cuenta en el manual básico con diez escenarios para disfrutar de distintas misiones y horas y horas de juego antes de tener que pasar a la primera expansión.

V.- Una duración adecuada para pasar una tarde completa de juego sin tener que dejar la partida a medias y disfrutar tanto de su preparación como del reparto del botín conseguido, subida de nivel de tu mago y gestión de los recursos de tu base, e irte a casa a recrearte en los buenos momentos disfrutados.

A ver, solo con esto que os acabo de contar ya deberíais estar navegando por internet en busca del juego y pensando cuándo vais a poder probarlo, pero he de advertiros que quienes van a disfrutar realmente de Frostgrave serán aquellos que elijan cuidadosamente sus miniaturas, las pinten o consigan que algún amigo se las pinte a su gusto, compren, busquen o creen escenografía apropiada para los escenarios, y monten con mucha ilusión en un fantástico tapete de juego algo parecido o mejor que los escenarios representados en el video que podéis ver a continuación.

Es un juego que se disfruta desde la lectura del primer artículo hasta el final de la última partida que jugaste, y todavía te vas a quedar pensando en qué pasará en tu próximo escenario, si la Vara de la hechicería o la Piedra del destino van a llevar a tu mago de nivel 7 a alcanzar cotas más altas, si conseguirá derrotar al Lord Liche, si beberá del Pozo de los sueños y pesares, o si una envenenada flecha le quitará la vida en la próxima misión y su aprendiz tendrá que asumir el liderazgo de la banda.

A esta alturas del artículo estaréis pensando que cuándo voy a empezar a hablar de los inconvenientes o lo que no me gusta del juego. Personalmente no le pongo ninguna pega, me gusta como está pensado tal cual es. Utiliza el sistema de d20, herencia de Gary Gygax, que nos permite vivir momentos épicos como ver a un arquero atravesar el corazón de un dragón herido con un 20, y escenas trágicas, como fallar una tirada a 8 o más y quedar desvalidos ante una horda de muertos vivientes. Si buscas un wargame táctico, elaborado, de reglas complejas en el que la mejor estrategia será sólida como la roca, quizá Frostgrave no sea tu juego. Ahora bien, si quieres vivir aventuras en una tarde, disfrutar de un juego fluido con reglas sencillas con las que poner en práctica tus estrategias, emocionarte con momentos épicos o derrumbarte en la tragedia, y disfrutar de una interesante variedad de escenarios de escaramuzas, Frostgrave te encantará. Además, la experiencia de juego y la solidez de tus estrategias mejoran con el progreso de tu mago, lo cual refleja bien la debilidad de los hechiceros de novatos frente a la solidez de los más experimentados.

Como hemos dicho, solo necesitas papel y lápiz para crear tu banda (y buscar unas minis apropiadas claro), pero también hay recursos en internet para crear tu banda de forma sencilla lista para imprimirla que podéis encontrar en los siguientes enlaces:

  • http://modelbrush.com/army-roster-frostgrave/ (español)
  • https://www.table-top.space/ (inglés)

La página table-top.space te ofrece un gestor de tu banda, en el que puedes incluir sus progresos y tenerla actualizada en tu cuenta en todo momento, único inconveniente el idioma para a quien el inglés aún se le resista.

Finalmente, en cuanto a los títulos publicados hasta ahora en castellano de este fantástico juego, podemos encontrar además del juego básico:

El deshielo del Lord Liche

En esta campaña los jugadores descubrirán la existencia de un nuevo poder en la ciudad helada, uno que ya era viejo cuando la gran ciudad era solo un humilde pueblecito. Presenció tanto su ascenso como su desastrosa caída. Las bandas se enfrentarán a los secuaces del Lord Liche en una carrera por la posesión de una serie de misteriosos artefactos, afrontando los peligros de Frostgrave en busca de su guarida. A la larga, los magos necesitarán reunir todo su coraje y aventurarse en el corazón de la ciudad para enfrentarse al mismísimo Lord Liche.

Pero no todos los magos pretenderán detener al Lord Liche y sus planes, así que este suplemento incluye reglas para que, quienes ansíen el poder y la inmortalidad por encima de todas las cosas, puedan ceder a la tentación y seguir la oscura senda que conduce a transformarse en otro liche. Esta campaña de diez escenarios ofrece nuevos peligros, que los magos y sus bandas deberán afrontar (incluye un bestiario expandido), y recursos adicionales, como nuevos soldados o tesoros mágicos únicos, capaces de suponer la diferencia entre sobrevivir un día más y la destrucción eterna.

Os dejo un pequeño video del segundo escenario de esta campaña que hemos tenido ocasión de jugar.

Los pozos de cría

Gracias a este nuevo suplemento para Frostgrave, los jugadores podrán llevar sus bandas al interior de la vasta red de catacumbas, alcantarillas y mazmorras que existe bajo la ciudad helada. En sus días de gloria, fue en estos lugares oscuros y estrechos, donde un grupo de poderosos magos, los denominados vivisectores, experimentaron con seres vivos; crearon extraños híbridos y letales monstruos, muchos de los cuales aún recorren estos olvidados pasadizos. Además de unos cuantos escenarios, tesoros, hechizos y criaturas nuevas, el libro también contiene las reglas para dirigir partidas de Frostgrave en dungeons, incluyendo reglas para trampas y pasadizos secretos. ¿Se atreverán los jugadores a llevar sus bandas al interior de los pozos de cría, atraídos por los inusuales y maravillosos tesoros mágicos que contienen?

Páctos olvidados

En esta expansión para Frostgrave, los jugadores llevarán sus bandas al extremo norte de la ciudad, explorando los deteriorados templos de la ciudad helada en busca de los perdidos secretos de la evocación, el arte de invocar demonios. Aunque no debe menospreciarse la atracción que provoca este conocimiento, pocos magos se han aventurado en el lugar hasta ahora pues está dominado por bárbaros de las tribus del norte, quienes han bajado de las colinas a la ciudad en su propia búsqueda de tesoros. Tatuados con emblemas demoníacos, muchos de estos bárbaros se han aliado con los antiguos poderes en cuyo honor se levantaron esos templos. Además de nuevos escenarios centrados en la exploración de estos templos, el libro también contiene nuevos tesoros, hechizos, soldados y criaturas que encontrar entre las ruinas.

Revista Spellcaster números 1, 2 y 3.

En las revistas encontraréis mucho más material con nuevas reglas opcionales, impresionantes escenarios como la Guarida del Dragón Gremolean, nuevos tesoros y mucho más para expandir vuestra experiencia de juego.

Mazo de hechizos

Una baraja de cartas con todos los hechizos incluidos en el manual básico es una útil herramienta, pues te permite consultar la descripción de los distintos poderes de tu mago de un simple vistazo, sin tener que estar manoseando el manual todo el rato para buscarla. Además, si tu adversario tiene alguna duda mecánica, es tan simple como entregarle la carta correspondiente para que la resuelva.

Asimismo, basado en el éxito de Frostgrave se publicó Archipiélago Fantasma, que comparte multitud de reglas aunque es un juego distinto independiente para quienes prefieran disfrutar de aventuras en una ambientación distinta localizada en vasta cadena de islas, salpicada por las ruinas de antiguas civilizaciones, en los confines del Océano del Sur.

Conclusiones

Frostgrave es un wargame de escaramuzas sencillo, bien pensado para ofrecer una experiencia de juego completa en un tiempo razonable para dos a cuatro jugadores. Disfrutaréis de muchas horas de juego preparando vuestras bandas, montando escenografía y explorando multitud de escenarios en las ruinas heladas de Felstad o sus mazmorras. No esperéis al principio que vuestras estrategias sean infalibles, con el sistema d20 la épica y la tragedia se suceden a lo largo de la partida, tu mago puede fallar estrepitosamente en el uso de su magia y un mísero ladrón de tu banda convertirse en el héroe que se hace con los más preciados tesoros. Ahora bien, con la experiencia mejorarás a tu mago y a los miembros de tu banda, y comprobarás que tus estrategias serán más sólidas disfrutando de la progresión en el juego. En mi opinión, en conjunto la experiencia de juego es sobresaliente y recomiendo probarlo a quienes les llame la atención este tipo de juegos.

¿Qué te ha parecido este artículo?
[Total: 5 Promedio: 4.6]
1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *